Cuando no hay acuerdo ente los herederos, ¿cómo se adjudica una herencia?

  • Visto 3006

Aunque a nadie le guste hablar de la muerte es algo para lo que hay que estar preparado, no solo psicológicamente, también legalmente. Dejar por escrito nuestras voluntades en el reparto de nuestros bienes una vez hayamos fallecido es un derecho que todos tenemos y que puede evitar muchos conflictos entre familiares. Pero, cuando no hay un testamento previo, ¿cómo se gestiona una división de herencia en Madrid?

Lejos de lo que se puede pensar, en este supuesto, la herencia ni se pierde ni se la queda en su totalidad el Estado. Como el fallecido no estableció en su día quienes serán sus herederos, será la ley la que los nombre siguiendo un orden de parentesco, y habrá que formalizar también lo que se conoce como ‘declaración de herederos’, un documento público en el que se indicará quiénes son los parientes con derecho a esa herencia.

El hecho de que ya exista un testamento previo no quiere decir que no haya que gestionar una serie de trámites para que se ejecute correctamente la división de la herencia en Madrid y mucho menos que la repartición de tierras o viviendas, en el caso de que las haya, no dé lugar a peleas entre hermanos, envidias, rencores…

¿Qué implica esa falta de unanimidad entre los herederos? Si no es posible ese acuerdo entre los interesados no quedará otro remedio que acudir a los tribunales para que se nombre a un perito tasador para que tasen los bienes y a un contador partidor, el encargado de repartir los bienes de manera obligatoria entre los herederos. Así lo establece el artículo 1059 del Código Civil: “cuando los herederos mayores de edad no se entendieren sobre el modo de hacer la partición, quedará a salvo su derecho para que lo ejerciten en la forma prevenida en la LEC (Ley de Enjuiciamiento Civil)”.

Desde Abogados GH y dada nuestra amplia experiencia en este campo del Derecho, recomendamos que sea el testador quien nombre en el propio testamento a un albacea contador-partidor para que cuando fallezca el testador, sea este último quien adjudique los bienes conforme la voluntad del testador.

Para ampliar más información, no dudes en consultarnos. En caso de que se tenga en propiedad un piso, unas tierras o unos bienes desde nuestro despacho de abogados recomendamos hacer siempre un testamento, para así prevenir las desavenencias entre los herederos, con la ventaja de que se puede cambiar todas las veces que se quiera. Eso sí, mientras el testador esté vivo.